Médicos invitados

28 de Marzo de 201814:21
Los representantes de las Entidades Primarias de Chivilcoy y Chacabuco participaron de las reuniones de la Mesa Ejecutiva y del Consejo Directivo realizadas el 27 de marzo.

Daniel Tenaglia es Presidente del Círculo Médico de Chivilcoy desde hace 20 años aproximadamente. Nacido en Chivilcoy, se mudó a La Plata para estudiar medicina en la UNLP y especializarse en Psiquiatra, por una actitud de servicio hacia el ser humano que sentía. “Actualmente, aparte de mi consultorio particular, trabajo en los tribunales de Mercedes como Perito Médico Psiquiatra Oficial. Gracias a eso, hoy puedo brindar también un servicio a la sociedad, no solo a mis pacientes”.

Tenaglia comenta que cuando regresó a Chivilcoy eran poco más de 50 los médicos asociados al Círculo Médico. “Hoy somos cerca de 220, y si bien también creció la población de la ciudad, el porcentaje de aumento de profesionales fue mayor. Obviamente aparecieron los problemas propios de todo desarrollo, que impactaron sobre las prestaciones médicas. Especialmente en los valores de consultas y prácticas, que en mi criterio han ido decreciendo o al menos no fueron acompañando el incremento del costo de vida y de la inflación en general. La Salud Pública también creció mucho, y el Círculo Médico tiene injerencia, aunque sea tangencial, en el desarrollo de la salud de la comunidad”.

Otra de las cosas que destaca Tenaglia, es que del gran crecimiento de médicos en la ciudad, la mayoría han estado interesados en el funcionamiento de la Entidad. “Hicimos algunas modificaciones en nuestro estatuto, que tiene más de 50 años y tuvimos que adaptarlo a los tiempos modernos que corren. Limitamos mandatos para que las autoridades del Círculo tengan períodos muchos más acotados y se renueven los cargos. Estamos próximos a una renovación de autoridades, y las candidatas a los cargos más altos son médicas jóvenes. Hay un recambio importante de dirigentes, por suerte con presencia numerosa de mujeres, muchas más que hombres. La mayoría son médicos jóvenes que regresan a nuestra ciudad luego de estudiar en las grandes universidades”.

Juan Francisco Temoche Dedios forma parte de la Comisión Directiva del Círculo Médico Chacabuco desde 1980. Desde esa fecha, ocupó la presidencia de la Entidad en períodos discontinuos. Este Pediatra oriundo de Perú asegura que esa alternancia se debe a que en el Círculo creen que es saludable que los períodos sean de dos años y se puedan renovar una sola vez.

“Nací en Piura, una ciudad del norte de Perú. Me mudé a Argentina para estudiar por varias cuestiones, principalmente el nivel académico. Gracias a una beca obtenida, podía haberme quedado a estudiar en mi país o en España de manera gratuita, pero en esa época el nivel educativo de Argentina era de los mejores del mundo. Además, era un país cercano y en él, la duración de la carrera era de aproximadamente la mitad que en el mío. Se cumplieron mis expectativas: todos mis profesores fueron eminencias, muchos de ellos escribieron libros que hoy se usan para estudiar”.

Tras recibirse en la UNLP, hizo la especialización en Pediatría en el Hospital de Niños de La Plata, en donde trabajó hasta que tuvo que exiliarse en su país a partir del golpe militar de 1976. “Regresé a Perú a causa de las persecuciones a extranjeros, encontré varias veces mi departamento revuelto. Fue un tiempo de negociaciones arduas con la Embajada Argentina y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú, revisaron todos mis antecedentes familiares. Al regresar a la Argentina, encontré el Hospital de Niños en un estado lamentable, mis compañeros me preguntaron para qué había vuelto. Con ese panorama, conozco a un compatriota que estaba trabajando en Chacabuco y me cuenta que allá se necesitaban Pediatras, entonces me arriesgué. Y desde ese entonces no me fui más”.

El doctor cuenta que lo que lo motivó a tomar todas sus decisiones profesionales y de vida fue su deseo de ser un médico humanista. “Me inspiró el pediatría de mi familia, éramos 11 hermanos, su accionar humanista me motivó muchísimo y cambió mi idea de querer ser militar. Eso me trajo a estudiar acá y luego a Chacabuco. Y estoy totalmente contento con esa decisión y con todo lo fantástico que me ha sucedido en este país, que ya es mío, me lo apropio porque le entregué más de la mitad de mi vida. Es un gran país, una gran nación, lamentablemente no ha tenido la conducción idónea y siempre ha tenido altibajos, lo que nos hace estar en el lugar que actualmente estamos. Este país tiene muy buen nivel académico en ciencias médicas, tres premios Nobel en ese campo no son casualidad, además de uno de los cardiocirujanos más importantes del mundo”. Y agrega: intento seguir esa impronta humanista y de trabajo, tengo 74 años y pese a estar jubilado, regresé a trabajar al hospital y amplié mi trabajo en Pediatría, hoy atiendo en áreas rurales de la localidad donde antes la medicina no llegaba, sigo haciendo guardias los domingos en Pediatría y lo hago con muchísimo deseo, no dejaría el trabajo médico por ninguna otra cosa. Me toca accidentalmente ser presidente del Círculo Médico pero lo que más satisfacción me ha dado fue justamente dedicar mi vida y mi trabajo a los más pequeños”.

Revista Somos Medicos
Flicker
You Tube FEMEBA OFICIAL
Nociones basicas
Violencia