Image

Fiestas y comida: cómo sobrevivir a diciembre

07 de Diciembre de 201716:18
No hay alimentos buenos o malos sino dietas sanas y equilibradas o no adecuadas. Por eso mismo, en estas fechas tan señaladas en el calendario, donde la comida es parte protagonista de las reuniones, resulta más útil que nunca tener presente algunos consejos nutricionales que puedan ayudarnos a abordar las comidas navideñas de manera saludable.

Durante todo el mes de diciembre se multiplican los encuentros “para despedir el año”, generalmente alrededor de una buena mesa de comidas y bebidas. El mes culmina con las fiestas de Navidad y Año Nuevo, asociadas tradicionalmente a alimentos abundantes y con frecuencia hipercalóricos, más propios del invierno del hemisferio norte. Estos excesos provocan, además de la posible ganancia de peso, una variedad de síntomas digestivos y generales. De hecho, en estas fechas es frecuente ver las guardias médicas saturadas como consecuencia de una ingesta excesiva.
Para prevenir estos problemas, repasemos algunos consejos sencillos para tener en cuenta:
1. No saltearse ninguna comida: podría pensarse que salteando desayunos, almuerzos o cenas se pueden "compensar" las comilonas de diciembre, pero esta estrategia es engañosa, porque es muy probable que se termine sintiendo hambre y se acabe "pellizcando" comidas hipercalóricas como turrones, chocolates y otros dulces navideños. La solución es sencilla: hacer todas las comidas pero ligeras (frutas, ensaladas, jugos) de manera que se compensen los excesos.

2. Al ir de compras: hay que evitar caer en la tentación de comprar bebidas, golosinas o pan dulce para una muchedumbre. Hay que pensar que los grandes banquetes sólo ocurrirán dos veces, en Nochebuena y Año Nuevo, no durante todo diciembre.

3. Entradas saludables para las grandes cenas: tanto en beneficio de la digestión como de la nutrición, una buena opción para reducir los atracones en las cenas de Navidad y Año Nuevo es presentar aglunos platos ligeros como hortalizas, verduras o sopa sin grasa antes del "plato fuerte".

4. Elegir carnes magras: si la opción para las celebraciones más importantes es preparar platos a base de carne, lo más aconsejable es que preferir aquellas recetas que se elaboran con aves o pescado, o con cortes magros de ternera, cerdo o cordero. En todos los casos, no hay que olvidar el acompañamiento con guarniciones de verduras o ensalada.

5. El "toque" del chef: para condimentar los alimentos se recomienda preferir las especias que se utilizan habitualmente, sin abusar de las cantidades empleadas, para evitar la acidez estomacal y molestias intestinales.

6. Cantidad de alimentos: una vez en la mesa, uno de los puntos fundamentales es no excederse en las cantidades. Es por ello que se aconseja servir porciones moderadas, siendo preferible que algunos de los comensales puedan repetir después, según su apetito.
También, cuando hay muchas opciones de platos en la mesa las personas se predisponen a comer de más, al ver un plato diferente vamos a tener ganas de seguir comiendo.

7. Postres navideños: es buena idea que en lugar de unos postres repletos de azúcar y grasa se preparen postres en base a frutas como ananá, duraznos, naranja o frutos del bosque. No sólo se reducen las calorías totales del menú sino que contribuyen a una fácil digestión.

8. A la hora de brindar: los postres y dulces tradicionales no deberían ser un problema si los consumimos en cantidades moderadas y de preferencia sólo en ocasiones especiales, no todos los días del mes. Si se eligen las versiones light de turrones, chocolates u otros productos, no hay que usarlo como excusa para comer más, sino usar la misma cantidad que con alimentos no dietéticos.

9. Tomar alcohol con moderación: los excesos de bebidas con alcohol aportan calorías vacías y contribuyen al malestar digestivo y general posterior a la fiesta; lo mejor es moderar el consumo y alternar con agua u otras bebidas. Y si tiene que manejar a la vuelta…  ¡nada de alcohol!

10. Mantener una buena actividad física ayuda a mejorar la digestión y compensar las calorías extra: tratemos de caminar al menos una hora al día.
Estas simples estrategias nos permitirán disfrutar del encuentro con familiares y amigos sin que los excesos en comidas o bebidas nos arruinen la celebración.

 Consejos para comer durante las fiestas

 - No llegar con hambre a la cena
- Elegir una ensalada como primer plato.
- Servirse porciones pequeñas de cada una de las preparaciones.
- Masticar despacio, saboreando cada bocado para notar cuando ya se está satisfecho.


Flicker
You Tube FEMEBA OFICIAL
Nociones basicas
Violencia